en Consultoría

¿Trabajar gratis para cobrar después? Invierte en tí

Para inaugurar este blog, vengo con una reflexión que me he estado haciendo últimamente. Cuando dejé una gran multinacional para empezar mi aventura como consultor independiente, estuve varios meses pensando exactamente a qué me iba a dedicar. Tras haber dado un salto al vacío y casi sin red, tenía que buscar algo que me diera sustento. Cuando uno ha dedicado toda su vida laboral a labores fundamentalmente técnicas lo que menos tiene normalmente son contactos. Porque aunque puedas conocer a mucha gente, los contactos que realmente valen se suelen mover en las otras áreas comerciales. Esas que normalmente los técnicos no queríamos ver muy de cerca. Y está claro que si algo funciona en esta vida es tener contactos.

Y ya que tenemos esa escasez de contactos, buscas donde tienes cerca. De ahí el concepto de “Friends & Family“. Haces ver a todos tus conocidos que ya has dejado la vida de acomodado empleado por cuenta ajena, y que estás disponible para lo que haga falta. Afortunadamente por ahí suelen venir encargos, ya sean o no de importante calado. Y a partir de ahí, a confiar en el boca a boca y que vayan recomendándote.

Pero algo que yo sí tuve claro al poco de empezar es que con eso sólo no iba a ser suficiente. Y decidí que en lugar de quedarme en casa sin hacer nada esperando llamadas, tenía que ocupar mi tiempo en algo que pudiera servirme después. Tenía que Invertir en mí. Ahora que está tan de moda los Business Angels y rondas de financiación, primero tenía que ser yo el que hiciera esa inversión.

 Construye tu portfolio de servicios e invierte en tí. Solo así podrás esperar que otros lo hagan.

De ahí, y con ánimo de aprender lo máximo que pudiera decidí crear el primer proyecto que fue Sumar y Restar. Un servicio web que me fuera útil (mi hija está en la edad de aprender las sumas y restas con llevadas) pero que podía servir para muchas otras personas. ¿Porqué no darlo al público en general? Esta aproximación tiene dos ventajas:

  1. Desarrollar un servicio nuevo como si fuera un encargo me sirve para no quedarme oxidado y además, aprender muchas cosas nuevas
  2. Construir un portfolio de servicios, de lo que puedes llegar a hacer. Cuando empiezas no puedes enseñar nada. Así que crea tú mismo y haz crecer ese portfolio.

Hacer todo esto no es solo trabajar gratis, sino que tiene unos gastos. Primero, los propios de poner algo a funcionar en Internet. Pero también, mi tiempo, que si fuera para un cliente tendría una tarifa, y un coste de oportunidad.

A día de hoy no me ha llegado ninguna propuesta de trabajo por Sumar y Restar, pero sí algún que otro contacto interesante, y estoy seguro que en algún momento llegará.

Yo os animo que si os encontráis en una situación en la que puede que os lanceis como independientes, no espereis a que os llamen. Construye tu portfolio de servicios e invierte en tí. Solo así podrás esperar que otros lo hagan.

 

Escribe un comentario

Comentario

  1. Desde luego montando cosas es como se aprende y ya si tienes problemas ni te cuento. Me gusto mucho la web, deberías pensar en hacer alguna cosilla para el iPad 🙂 por aquello de explorar.

Webmentions

  • Trabajar gratis.... ¿Hasta qué punto? ¿Cuál puede ser su ventaja? - Blog de A. Ayllón Noviembre 23, 2011

    […] también éste post en el blog de mi cuñado, me han hecho hacer una reflexión sobre si merece la pena trabajar por […]