en Opinión

No, Netflix no tiene razón

Estos días asistimos a una “guerra” dialéctica entre Netflix y Movistar a cuenta de la publicación de la lista de proveedores de Internet (ISP) y la velocidad de acceso a los contenidos de Netflix. Y es que Movistar es la última en la lista en España, cosa que tiene a mucha gente mosqueada.

He leído en el blog de Manuel en El Confidencial con el título: Guerra Movistar-Netflix: Telefónica está pisoteando la neutralidad de la red ciertos conceptos que a la vez que erróneos parecen querer confundir al público.

Y es que se mezclan cosas como que el problema entre Netflix y Movistar tiene que ver con la neutralidad de la red y cosas así. Vamos por partes.

¿Qué es la neutralidad de la red?

En el artículo en cuestión se intenta dirigir la opinión de que los malvados (Movistar/Telefónica) quieren perjudicar a Netflix, y que por eso se estaría pisoteando (sic) la neutralidad de la red.

Lo primero que hay que entender es que Internet es una red distribuida y totalmente asimétrica. Se forma por conexiones entre redes más pequeñas formando un enjambre enorme de transferencias de datos.

Esas redes pertenecen normalmente a proveedores de Internet (ISP en inglés) que son los dueños de los elementos de red por los que pasa el tráfico.

Para que por ejemplo desde nuestro dispositivo en casa podamos acceder a una página web que está en Estados Unidos, nuestro proveedor (Telefónica, Vodafone, Jazztel,…) recibe en sus servidores el tráfico nuestro y lo tiene que redirigir, a través de otras redes, hasta su destino. Y el mensaje de vuelta, lo mismo.

Es decir, que tienen que hacer una “interconexión” que permita que el tráfico desde nuestro ISP a otro ISP circule en ambos sentidos. Por tanto, primero tiene que haber un acuerdo de interconexión.

Esta interconexión puede ser directa o a través de otros proveedores, y tendrá una “calidad” en términos de ancho de banda en función de muchas variables. No es lo mismo acceder a un servicio web en la red de Telefónica que si el servidor destino tiene que pasar por muchos “saltos” distintos.

La neutralidad de la red no es más que no perjudicar a ningún servicio frente a otro y tratarlo con equilibrio. No que para acceder a cualquier servidor del mundo lo tengas que hacer con el máximo ancho de banda y mínima latencia. Eso no te lo puede garantizar nadie (sin pagar, claro).

¿Por qué Telefónica no acepta un acuerdo de peering con Netflix?

En el artículo se menciona que Vodafone por ejemplo ha firmado un acuerdo de peering con Netflix, que fíjate tú, es gratuito. ¿Por qué Telefónica no lo hace?

Lo primero que hay que entender es qué es peering aquí.

Cada ISP cobra al resto de ISP a los que se conecta por el tráfico origen que pasa por sus redes. Por ejemplo, Telefónica le tiene que pagar a Comcast (por decir uno) por el tráfico de sus clientes que tiene que pasar a través de Comcast para llegar a otro país. Porque a fin de cuentas, tú pagas a Telefónica, pero no a Comcast. Pero necesitas a Comcast para llegar a tu servidor destino. Y Comcast quiere cobrar por ello. Por tanto, existen unas tarifas de interconexión para el tráfico que pasa de una red a otra.

Pero claro, un cliente de Comcast puede querer ver una página que está en una red de Telefónica. Y por tanto, generará el mismo resultado.

Al final, se producen trasvases bidireccionales entre ISPs. Cuando ese tráfico es de cierto volumen es cuando las operadoras realizas acuerdos de “peering”. Es decir, en lugar de contabilizar cada byte, se llega a un acuerdo global de tal forma que se compensan los gastos de la una con la otra, que se “concilian” mes a mes normalmente.

Por tanto, un acuerdo de peering solo se tiene si existe un trasvase bidireccional de tráfico y hay algo que compensar. Netflix no es un ISP. Por tanto, no gestiona tráfico de Telefónica a ningún sitio. Es un proveedor de contenidos que quiere que llegue de la mejor manera posible, pero quiere que el gasto lo asuma otro.

Al final, es como la cuadrilla de amigos que quedan el fin de semana y ponen 20€ cada uno. Unos comen más, otros menos, pero al final se compensa lo uno con lo otro y todos contentos. Otro día será al revés (peering entre iguales)

Sin embargo Netflix es como el cuñado que se cuela sin pagar, pero se le perdona porque cae bien a todo el mundo.

¿Pero quiere cobrar doble Telefónica entonces?

No, no quiere cobrar doble. Lo que quiere es que alguien que hace uso de su red para llegar a sus consumidores (Netflix no es gratuito) pague si lo que quiere es tener unas condiciones mejores de acceso a sus usuarios.

La red no está cortada, y los usuarios de Netflix pueden acceder al contenido. Lo que ocurre es que el tráfico no discurre por las redes óptimas. Si Netflix quiere que vaya mejor, lo que debería hacer es negociar con Telefónica, igual que ha hecho con otros ISPs. O pagar a una CDN que tenga buen acceso a usuarios de Telefónica.

¿Entonces, quien ganará esta guerra?

El resultado como siempre en estas cosas es incierto. Al final, el que tenga mayor poder de negociación. Telefónica tiene la mayor cuota de mercado de usuarios en España, y Netflix quiere crecer exponencialmente. Y mientras Telefónica no note que su cuota de mercado se ve afectada, no se va a bajar del burro. Entonces, depende de lo que Netflix esté dispuesto a esperar.

 

 

Escribe un comentario

Comentario

  1. Si, como comentas, los acuerdos de peering son entre proveedores de infraestructura (comcast, telefónica, vodafone, etc) entonces el acuerdo NF-VF no es realmente un acuerdo de peering, y el artículo que enlazas (o el mismo portavoz de NF) está confundiendo el «punto de “peering”» con el datacenter donde está la CDN de NF.

    Y si eso es así el llamado «acuerdo» sería más como un «[NF]: oye, que tenemos el CDN aquí, ¿os viene bien?; [VF]: sí, lo que sea». Imagino.

    > [Netflix] Es un proveedor de contenidos que quiere que llegue de la mejor manera posible, pero quiere que el gasto lo asuma otro.

    Pero eso es igual que cualquier web como este mismo blog, o twitter, o vimeo, el videojuego de moda, etc… Si calificas a NF como «el cuñado que se cuela sin pagar», todos los proveedores de contenidos son tan gorrones como NF. Y ninguno de ellos debería lidiar con el ISP de quienes reciben el contenido. ¿No?.

    Que al ruter no le puedes abrir los puertos para el juego X, pues es el jugador quien llama al SAT del ISP para que le abran los puertos (no a la desarrolladora del videojuego), y si no los abre cambia de compañía (o lo intenta).

    No veo por qué NF debería ser distinto, si un usuario no ve bien las series en NF se queja a Telef. hasta que Telef. lo arregle y, si no se arregla, es responsabilidad del usuario decidir si deja Telef. o NF. Pero no veo la necesidad de que NF tenga acuerdos con los ISP más allá de asegurarse que los servidores de la CDN están bien distribuidos, y parece que con NF sí lo están.

    No se, hace unos años Telefónica tenían fama de no actualizar un montón de infraestructura casi obsoleta, y entre eso y que son parte interesada en el mercado de la TV por internet, a mí me sigue oliendo a chamusquina más por el lado de Telefónica que de NF.

    • Hola! Gracias por tu comentario.

      Efectivamente, el punto es que no tiene sentido el concepto de peering en este caso.

      Respecto al ejemplo de pasar sin pagar. Yo si quiero cruzar Francia por la costa azul tengo dos formas. Una, sin pagar, pero tardas 12 horas. Otra, pagando, tardas 6. Si quiero tardar 6, tengo que pagar. Si no me importa tardar 12, no pago.

      Por eso no se puede creer que la neutralidad de la red es que cualquier servicio en Internet me va a llegar a todo ancho de banda y sin latencia. ME llegará lo mejor que la red que conecta los dos puntos esté configurada. Si yo, como el proveedor de contenido, quiero que llegue en mejores condiciones, no puedo exigir a los ISP a que hagan lo que tengan que hacer para que llegue mejor. Tendré que negociar para intentar mejorarlo. Y eso puede suponer tener un coste. Netflix debería asumirlo, y no presionar con sus usuarios a los ISP.

      Desconozco como entra el tráfico de NF en Telefónica, a través de qué peering. Tampoco tengo claro que usen una CDN comercial (casi seguro que no). Porque por ejemplo, Akamai está muy bien colocado dentro de Telefónica, así que por ahí no va.

      Entiendo que haya suspicacias, pero creo que Telefónica y NF no son competidores directos en vídeo. El negocio de vídeo de Telefónica está más enfocado a los canales en vivo y el OTT (caso Yomvi e Imagenio) que al puro Vídeo Bajo Demanda (VoD) que es Netflix. Las estrategias son distintas, y de hecho, el público objetivo no es directamente el mismo. Por eso yo pongo en duda que esto tenga que ver